Día Mundial de los Humedales, 2 de febrero

humedales

Cada año el 2 de febrero se celebra el Día Mundial de los Humedales (DMH) para conmemorar la fecha de la firma del Convenio de Ramsar, relativo a la conservación de estos ecosistemas, en la ciudad iraní de dicho nombre el 2 de febrero de 1971, conmemorándose por tanto también hoy el 50 aniversario.

España se adhirió a este convenio en 1982, y más de medio centenar de humedales españoles se incluyen dentro de este convenio, entre ellos el Parque de Doñana, las Tablas de Daimiel, el Delta del Ebro, Las Lagunas de Ruidera y otros. Son cunas de diversidad biológica, de enorme importancia para la humanidad y el planeta, de los que, con la nueva app Rutur Ginkana, podemos aprender fomentando una amplia conciencia ambientalista.

26 años después de la firma de este convenio se celebró por primera vez el Día Mundial de los Humedales, en 1997.

Los humedales son extensiones de tierra, que tienen la particularidad de estar inundadas de forma permanente. En esta categoría están los pantanos, turberas, marismas, arrecifes de coral, manglares, los lagos, los ríos, etc. Son ecosistemas híbridos que pueden ser de agua dulce o salada y los llamados humedales artificiales como por ejemplo los embalses, las salinas o los estanques.

Son ecosistemas que sirven para el sustento alimenticio y proveer de agua dulce a millones de personas en todo el planeta, además de ayudar a controlar los efectos del cambio climático que tanto preocupa a los científicos y la población en general.

Actualmente la Convención Ramsar ha nombrado más de 2.300 humedales en todo el globo, que están protegidos ya que no solo representan una barrera para frenar los efectos meteorológicos y el daño climático, sino que también son considerados un patrimonio de incalculable valor para toda la humanidad.

Lema 2021 «Los humedales y el agua»

El lema escogido para el Día Mundial de los Humedales 2021, “Los humedales y el agua”, ha sido seleccionado para llamar la atención sobre el papel esencial que juegan estos ecosistemas para nuestra propia supervivencia frente a la creciente crisis del agua. Se está utilizando más agua de la que la naturaleza puede reponer y con ello se están destruyendo los ecosistemas más importantes para la vida, los humedales. Algunas cifras que lo explican:

  • El agua dulce es limitada, sólo el 2,5% del agua del planeta es dulce y la mayoría está almacenada en los glaciares, casquetes polares o acuíferos subterráneos. Menos del 1% del agua dulce se puede utilizar y sólo el 0,3% se encuentra en los ríos y lagos.
  • Nuestro consumo de agua es aproximadamente de 10.000 millones de toneladas al día, aumentando un 1% cada año y está lejos de estar optimizado. Sirva como ejemplo que cada año se desperdician 1.300 millones de toneladas de alimentos, y el agua utilizada para obtenerlos equivale al caudal anual del río Volga, el más largo de Europa.
  • Esta situación repercute directamente sobre los humedales, con una pérdida directa del 90% de ellos desde 1700 y una tasa de desaparición actual tres veces más rápida que la de la desaparición de los bosques. Como consecuencia del cambio climático, esta desaparición es más dramática en zonas ya áridas, avivando el conflicto creciente por el acceso al agua potable. Una consecuencia directa de esto es que una de cada tres especies de agua dulce esté en peligro de extinción.
¿Es posible revertir la situación de los humedales?

Se considera que sí, que sería posible tener agua de calidad para todos:

  • Optimizando su uso por parte de todos los sectores, pero especialmente los que más consumen (agricultura y producción industrial)
  • Deteniendo el proceso de destrucción de los humedales y favoreciendo su restauración
  • Gestionando los recursos hídricos de forma integrada con políticas sociales y económicas.
  • Cuando se visiten estos lugares, evita arrojar basura o desechos tóxicos. Lo más recomendable es depositarlos en los lugares destinados para tal fin.
  • Ser respetuosos con las distintas especies vegetales y animales que habitan los humedales.
  • Ver los humedales como lugares exóticos y mágicos, en los cuales el hombre puede reencontrarse con la naturaleza de una manera sana, amigable y generosa.
  • Aunque son lugares usados para la práctica del turismo, es importante tener presente que su función es brindar recreación pasiva, sin que haya alteración o perjuicio de estos ecosistemas.
  • Asumir la responsabilidad de cuidar y preservar los humedales, así como denunciar las irregularidades o daños a los cuales puedan ser sometidos en un momento determinado.
  • Entender que las pequeñas acciones o pasos que demos hoy en pro del cuidado, protección y salvación de los humedales, será la diferencia del mañana, donde podamos dejarles a nuestros hijos un planeta mejor.

Como es habitual, la Secretaría del Convenio de Ramsar ha diseñado materiales específicos para publicitar y visibilizar esta efeméride (carteles, folletos divulgativos, tarjetas, diseños para camisetas, un mapa mundial de eventos, etc.), que se encuentran disponibles en el sitio Web específicamente creado al efecto http://www.worldwetlandsday.org/es/, al igual que ha habilitado espacios dentro del sitio para escribir historias o notas breves en relación con los humedales.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITERD) quiere sumarse un año más a la visibilización de este Día Mundial de los Humedales, y como en ocasiones anteriores una de las acciones acometidas con este fin es la exhibición en la fachada principal del edificio ministerial de un cartel de grandes dimensiones inspirado en el lema propuesto por Ramsar para este año, que reproduce la imagen adjunta.

imagendiamundialhumedales2021poster tcm30 522042

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram